Columna. La opinión del Abogado.

Por Juan Carlos Acosta-
En cualquier provincia del país con excepción de la nuestra, una candidatura a un puesto electivo para ser políticamente robusta debe tener sustento social, plataforma que hará atractiva y viable la propuesta. Una persona sin trayectoria previa de un trabajo social realizado provincialmente y palpable a los ojos de los electores, en el caso de una candidatura congresual, que por demás no tenga estrucura, ni logística para movilizar hasta las urnas el determinante voto foráneo o enlatado (cambios de residencias), ni recursos económicos para agenciarse el voto basura, en la práctica política no hace viable su proyecto y reduce totalmente sus posibilidades de triunfo, ante todo por la intringulis y condiciones sui géneris o especiales en las cuales se desarrolla la actividad política local, donde predomina el voto clientelar y no prevalece el sufragio consciente aunque se tenga como carta de presentación una admirable labor social. En cada proceso electoral, particularmente en pedernales, asistimos lamentablemente a un mercado de purgas o propiamente a una venta en pública subasta, donde resultan adjudicatarios (ganadores) los mayores postores y últimos subastadores, realidad que no admite discusiones y que elecciones tras elecciones ha tomado cuerpo progresivamente.

Síguenos

Deja un comentario

WeCreativez WhatsApp Support
Somos la voz informativa. Queremos hacer que escuchen tu voz.
👋 Cómo puedo ayudarte?