La apabullante derrota del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en las elecciones del pasado domingo presionaría cambios profundos en una parte de las viejas estructuras de la dirección de esa agrupación política, donde no se produce una renovación en su Comité Político desde hace más de 20 años.
Hasta el momento los disgustos han sido sorteados por la vieja cúpula peledeísta agrandando los comités Político y Central de la agrupación.
El diputado Aridio Vásquez planteó ayer la renovación urgente del alto organismo peledeísta.
La primera gran crisis del PLD tras elecciones ocurrió luego del certamen del año 1978, ganado por el candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Antonio Guzmán Fernández. En esa ocasión el presidente del PLD, Juan Bosch, logró sofocar la rebelión del secretario general de la entidad, Antonio Abreu (Toñito), quien finalmente renunció con un grupo de dirigentes del pequeño partido.
Las luchas grupales en el PLD del año pasado serían también motivo de esta última gran crisis del aún partido oficialista, la cual derivó en la renuncia del líder y presidente de la entidad, Leonel Fernández, y dos derrotas consecutivas, una en las municipales del 15 de marzo y otra en las presidenciales y congresuales del pasado 5 de julio.
Precisamente el alegato de la renuncia de Bosch en la crisis del año 1991, tras el cuarto congreso del PLD, era que una guerra de intereses se había apoderado de la agrupación y que él no aceptaría una práctica que provocó que renunciara del primer partido que había fundado, el Revolucionario Dominicano (PRD).
Con la oposición de Fernández, en abril de 2015 el Comité Político del PLD aprobó someter al Congreso Nacional un proyecto de ley para modificar la Constitución de la República, con la finalidad de que el presidente Danilo Medina pudiera repostularse para las elecciones de mayo de 2016. La reforma de la Carta Magna en el 2010 había establecido que no existía la reelección consecutiva, sino dejando un período de intérvalo.
En ese entonces el PLD logró un acuerdo interno basado en 15 puntos con el leonelismo para superar el conflicto, uno de cuyos puntos principales era consignar en la reforma constitucional que Medina no podría aspirar jamás ni a presidente ni vicepresidente de la República. Esto quedó establecido en el transitorio del artículo 124 de la Constitución. Muchas de las crisis del PLD hasta el momento han sido resueltas aumentando los miembros de sus comités Político y Central.
La crisis del año pasado en el partido oficialista pasó por la batalla de lograr establecer las primarias abiertas y simultáneas para escoger su candidato presidencial el pasado 6 de octubre de 2019.
Tras el proceso el expresidente Fernández denunció que se le hizo un fraude. Previo a las elecciones primarias internas del PLD se produjeron enfrentamientos verbales entre seguidores de Medina, que planteaban una nueva modificación constitucional para habilitad al mandatario por un tercer período consecutivo.
Ante los rumores de que en cualquier momento se sometería el proyecto reeleccionista, miles de personas acudieron a las inmediaciones del Congreso Nacional para protestar. Tras las primarias del 6 de octubre del pasado año, ganada por Gonzalo Castillo, Fernández renunció 14 días después, el 20 de octubre, alegando que se le hizo un fraude.
En 1978 y 1982
En 1978 el Comité Político, tras la rebelión de Antonio Abreu, general de la entidad, dio poderes especiales a Bosch y Abreu terminó renunciando con un grupo de dirigentes.
En 1982 tras la victoria de Salvador Jorge Blanco y en medio del segundo congreso evaluativo de los resultados Bosch renunció alegando el desorden y el irrespeto a los métodos de trabajo. En medio de la crisis se expulsó a Rafael Alburquerque y en su lugar se eligió a Lidio Cadet.
Los días 8 y 9 de enero de 1983 durante el desarrollo del Segundo Congreso la base del PLD rechazó la renuncia de Bosch y este se reintegró como líder de la agrupación.
Los últimos que ingresaron a completar el Comité Político tras la salida de Fernández son José Ramón Peralta, Francisco Domínguez Brito, Danilo Díaz, Alexis Lantigua, Andrés Navarro, Robert De la Cruz, Melanio Paredes y Alejandro Montás.

La renuncia de Bosch

Juan Bosch renunció en varias ocasiones para presionar la unidad del PLD, ya que consideraba las luchas internas como una práctica perniciosa, por la que había salido del PRD. La primera fue en 1978, luego en 1982 y posteriormente en 1991, todas estas crisis se produjeron tras la realización de procesos electorales.

ELNACIONAL.COM.DO

Síguenos

Deja un comentario

WeCreativez WhatsApp Support
Somos la voz informativa. Queremos hacer que escuchen tu voz.
👋 Cómo puedo ayudarte?